Este sitio está optimizado para funcionar en la vista horizontal. Por favor, gire su dispositivo antes de continuar.

Lotte Jensen
Lotte Jensen
Group Marketing Director

Vikan: tecnología y personas

Este artículo del blog forma parte de una breve serie para conmemorar el 120 aniversario de Vikan. Hemos regresado a los archivos en busca de historias que iluminen algunos de los principales temas y puntos de inflexión que han marcado nuestro viaje hasta ahora. De este modo, esperamos proporcionar también un contexto que permita comprender la empresa que somos hoy.

Un trabajador jamás debe ser visto como una mera herramienta

No cabe duda de que los 120 años de crecimiento de Vikan (y la actual posición de la empresa como líder mundial en su sector) están estrechamente vinculados a la tecnología.

Nuestro fundador, A. P. Pedersen, no tan propenso a convertirse en agricultor como sus antepasados, sintió un profundo interés por las técnicas de fabricación de cepillos y la carpintería antes de fundar en 1898 lo que más tarde sería Vikan. Una vez constituida la empresa, los archivos ponen de manifiesto que Pedersen siguió de cerca las nuevas técnicas de fabricación, como la especialización en tareas, y que invirtió desde el principio en una nueva tecnología motorizada (la taladradora eléctrica) para taladrar orificios en los cabezales de los cepillos de madera que fabricaba. En el lenguaje de hoy, el Sr. Pedersen podría considerarse un “precursor”.

Cuando los hijos de Pedersen, Carl Vilhelm y Gunnar, tomaron el control de Vikan en 1933, ambos jóvenes ya habían pasado tiempo en Alemania familiarizándose con la maquinaria de automatización más moderna, lo que contribuyó a impulsar el crecimiento de la empresa a lo largo de la década de 1930. Además de tener la exclusividad de una máquina que podía fabricar 3000 mangos de escoba al día, la empresa invirtió cuantiosamente en maquinaria que permitía automatizar gran parte del trabajo, desde taladradoras industriales hasta sistemas especiales de ventilación.

Para Vikan, las décadas de 1950 y 1960 fueron tiempos de modernización, expansión y racionalización de procesos (siempre que fue posible, mediante la automatización). Este período llegó a su punto culminante a principios de la década de 1970 con la adopción de los materiales plásticos y la revolucionaria “serie blanca” de cepillos higiénicos, que permitió a Vikan convertirse en uno de los principales exportadores de utensilios de limpieza.

Desde entonces, los avances tecnológicos no han hecho más que multiplicarse al tiempo que Vikan promovía la innovación con conceptos como la codificación por color y el diseño higiénico aplicado a los utensilios de limpieza, así como la tecnología Ultra Safe Technology (UST) y numerosos servicios en línea altamente sofisticados. Tales innovaciones no sólo han motivado avances en el campo de la limpieza higiénica y han propiciado el crecimiento de la empresa, sino que han dado lugar también a nuevos estándares industriales y requisitos normativos.

No todo es tecnología en nuestra historia

Pero, por importante que haya sido, la tecnología nunca ha dictado la historia de Vikan. Porque nuestra gente ha sido siempre igual de importante, y lo sigue siendo en la actualidad.

En sus memorias, Life and Works, A. P. Pedersen comparte las siguientes reflexiones sobre los trabajadores de Vikan y el trabajo humano en general:

"Un trabajador jamás debe ser visto como una mera herramienta, como una máquina […] como todas las personas, debe ser considerado un ser humano con voluntad propia; no sólo con cuerpo, sino también con alma. En consecuencia, no se le debe ocultar la información sobre los pedidos que afronta la empresa y los plazos de entrega. Si se le mantiene al tanto de tales asuntos, se sentirá involucrado y apreciará que ha recibido una responsabilidad. Necesita sentir que saldrá adelante si hace bien su trabajo, y que se quedará en el camino si lo hace mal. Y debe comprender que puede decidir si saldrá adelante o no."

Estas palabras nos parecen extraordinarias para la época en la que vivió el Sr. Pedersen, sobre todo, dado el importante papel que interpretó la tecnología (las máquinas) tanto en Vikan como en la forma de pensar del Sr. Pedersen.

Y aun así, de algún modo, no nos sorprende demasiado.

Anniversary Vikan Technology

Vikan lleva mucho tiempo a la cabeza de lo que ahora conocemos como “recursos humanos”: desde la fundación de un programa pionero de asistencia sanitaria para la empresa en 1912 hasta nuestra Vikan Employee Association y otras iniciativas actuales..

Un aspecto interesante de los empleados de Vikan es que nunca han sentido miedo por la tecnología (ni siquiera por la tecnología de automatización) que ha influido de forma tan decisiva en nuestro éxito. Porque cuando la gente se siente empoderada, como es nuestro caso, la tecnología se percibe como un medio para lograr un éxito propio más amplio y disfrutar de una mayor satisfacción laboral.

Naturalmente, la mejor manera de saber lo que piensan los empleados de Vikan sobre el trabajo que realizan es escuchar lo que cuentan ellos mismos, lo cual le invitamos a hacer viendo estas entrevistas en vídeo disponibles en línea.

0 comentarios