Este sitio está optimizado para funcionar en la vista horizontal. Por favor, gire su dispositivo antes de continuar.

Debra Smith
Debra Smith
Global Hygiene Specialist

COVID-19: cómo proteger del contagio a los trabajadores esenciales del sector alimentario

La pandemia global de COVID-19 nos está afectando a todos. Para garantizar el suministro continuado de productos y servicios básicos en estos momentos, los gobiernos de todo el mundo han identificado una serie de trabajadores esenciales cuyas actividades resultan críticas para la respuesta ante esta enfermedad. Entre ellos, se encuentran los dedicados a la producción, el procesado y la distribución de alimentos, así como quienes realizan su venta y entrega a domicilio. También incluye a los que suministran productos y servicios esenciales para el mantenimiento de una buena higiene en el sector alimentario.

La decisión de designar como esenciales a estos trabajadores refleja la importancia de mantener un suministro  continuo de inocuidad alimentariay de calidad para la población. En un reciente seminario web sobre el coronavirus organizado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) se afirmó que, después de aquellos que trabajan en el sector sanitario, los trabajadores esenciales del sector alimentario constituían la segunda categoría más crítica. En consecuencia, resulta imprescindible garantizar la salud y el bienestar de los individuos que proporcionan estos bienes y servicios. 

¿Qué es la COVID-19?

Se denomina COVID-191,2 a la enfermedad asociada a una nueva cepa de coronavirus llamada SARS-CoV-2, descubierta en Wuhan (China) en 2019. SARS es el acrónimo de severe acute respiratory syndrome (síndrome respiratorio agudo severo) y CoV el de coronavirus. Este artículo/blog usa los términos SARS-CoV-2 para referirse al virus y COVID-19 para referirse a la infección viral. 

¿Cómo se propaga?

Sabemos que la vía primaria de transmisión del SARS-CoV-2 es mediante la inhalación de los aerosoles y las gotículas que se producen cuando un individuo contagiado tose o estornuda. 

Una sola tos puede producir hasta 3000 gotículas, las cuales pueden depositarse sobre las personas que nos rodean, o en telas y superficies.

La transmisión del virus puede luego producirse también al tocar el elemento contaminado y tocarnos después las membranas mucosas de la cara, la nariz o los ojos.

Fotografía: James Gathany

Un estudio reciente3 ha demostrado que, en particular, el SARS-CoV-2 puede mantenerse viable hasta 24 horas sobre superficies de cartón, y durante 2-3 días sobre superficies de plástico y acero inoxidable. Sin embargo, las superficies de cobre desactivan el virus en unas cuatro horas. Se desconoce por el momento su plazo de supervivencia en la ropa y el pelo. No obstante, la viabilidad real del virus en las distintas superficies dependerá de una serie de factores como, por ejemplo, el tipo de superficie, la presencia de materia orgánica (fluidos biológicos, biopelícula, restos de alimentos), la temperatura, la humedad relativa y la cepa específica del propio virus.

La Autoridad Europea de Inocuidad Alimentariay (EFSA4) ha indicado que, en la actualidad, no existe evidencia de que los alimentos constituyan una fuente o vía probable de transmisión de la COVID-19. Las experiencias con anteriores brotes de coronavirus vinculados al actual muestran que no se produjo transmisión a través del consumo de alimentos.

Sin embargo, las gotículas y los aerosoles generados cuando un individuo contagiado tosa o estornude se posarán sobre la superficie de los productos sin envoltorio listos para consumir, como frutas, verduras y productos horneados, y sobre las superficies con las que estos productos entren en contacto. Del mismo modo, el virus se podría transferir a estos productos si se manipulan con las manos contaminadas. En un reciente seminario web sobre el coronavirus organizado por la OMS (www.who.int), se sugirió como medida de precaución: 

  • lavar o pelar las frutas y verduras frescas antes de su consumo; y 
  • cubrir los productos horneados con un envoltorio antes de exponerlos para la venta.

Si los productos se empaquetan manualmente, los operarios deberán lavarse y secarse bien las manos antes de manipularlos.

¿Corren un mayor riesgo los trabajadores esenciales del sector alimentario?

Muchas de las personas dedicadas a la producción, el procesado, la distribución, la venta y la entrega a domicilio de alimentos, así como de productos y servicios de higiene personal, se ven obligadas a trabajar en contacto directo con otras personas dentro de espacios cerrados y durante largos períodos de tiempo. Esta situación hace que corran un mayor riesgo de contagiarse a consecuencia de la transmisión de aerosoles. 

Es probable además que, estas personas, deban tocar con frecuencia superficies y equipos que hayan podido quedar infectados, ya sea por contacto directo o mediante aerosoles y gotículas, por otros trabajadores o por el público en general. Entre estas superficies y equipos podrían contarse manijas o placas de puertas, pasamanos, tornos, manillares de carros, asas de cubos, mangueras, paneles de instrumentos, grifos, herramientas y utensilios de limpieza, dinero en efectivo, tarjetas bancarias, tarjetas de fidelización o bolsas de la compra. Estas superficies se extenderán además hasta espacios donde no se manipulen alimentos, como aseos, vestuarios, despachos, zonas de descanso y vehículos. De acuerdo con los estudios científicos más recientes sobre la supervivencia del SARS-CoV-2 en las superficies, tales lugares también podrían aumentar notablemente el riesgo de infección por COVID-19 entre los trabajadores esenciales del sector alimentario. 

¿Cómo puede minimizarse el riesgo de que contraigan la COVID-19?

A medida que adquirimos un mejor conocimiento de los modos en que se puede propagar la enfermedad, descubrimos también la necesidad de tomar medidas adicionales para protegernos a todos.

La OMS recomienda5 a todo el mundo:

  • lavarse las manos periódicamente; 
  • cubrirse la boca y la nariz al toser y estornudar; y 
  • mantener una distancia mínima de al menos 2 metros con cualquier persona que tosa o estornude.

La OMS ultima ahora una serie de recomendaciones para el sector alimentario con vistas al control del SARS-CoV-2.  Tales recomendaciones no se centran tanto en la inocuidad alimentaria, sino en mantener la integridad de la cadena alimentaria y garantizar un suministro suficiente e inocuo de alimentos para los consumidores limitando la propagación de la COVID-19 entre los trabajadores esenciales del sector. La organización ha recalcado la importancia de tomar medidas para mantener el virus alejado del entorno donde los trabajadores esenciales desarrollan su actividad. Para ello, recomienda prestar atención a los síntomas de la COVID-19, comunicar inmediatamente cualquier signo de enfermedad, instaurar protocolos para determinar si se está en condiciones de trabajar y aislar del centro de trabajo a cualquier posible contagiado. También ha insistido en la necesidad de medidas adicionales continuadas para minimizar la propagación de la enfermedad como, por ejemplo, el lavado de manos y el uso de mascarilla, el distanciamiento físico entre los empleados y unas buenas prácticas de higiene y limpieza que incluyan la higienización más frecuente de los puntos de mayor contacto. Las recomendaciones de la OMS se publicarán en su web www.who.int tan pronto como estén disponibles.

Los gobiernos y los organismos reguladores de cada país también están aprobando recomendaciones sobre cómo minimizar la propagación del SARS-CoV-2, con medidas específicas orientadas a las empresas alimentarias. Por ejemplo, unas directrices recientemente aprobadas por el gobierno del Reino Unidohttps://www.gov.uk/government/publications/covid-19-guidance-for-food-businesses/ abordan los siguientes aspectos:

  • Información básica sobre el coronavirus y los alimentos.
  • Recomendaciones en materia de higiene alimentaria.
  • Embalaje de los alimentos.
  • Limpieza y eliminación de residuos.
  • Gestión de las bajas por enfermedad del personal.
  • Distanciamiento social en contextos específicos del sector alimentario como:
    • plantas de procesado de alimentos;
    • supermercados;
    • comedores y zonas de descanso del personal;
    • establecimientos de comida para llevar y restaurantes que ofrezcan servicio de recogida; y
    • puestos de comida ambulantes y mercadillos de proximidad.

Hemos visto además cómo numerosos fabricantes y minoristas del sector aplican sus propias medidas para proteger de la COVID-19 tanto a sus empleados como al público en general. Entre los fabricantes, estas medidas incluyen una distancia mínima entre los trabajadores de la línea de producción, el suministro de mascarillas y pantallas faciales y la habilitación de puntos de dispensación de gel hidroalcohólico. Mientras tanto, en los supermercados, encontramos marcadores de distancia y rutas de un solo sentido para los clientes, toallitas higiénicas para la limpieza de manillares de carros y asas de cestas, pantallas entre empleados y clientes, un mayor uso de las tarjetas de pago sin contacto y restricciones a las bolsas de la compra traídas de casa.

Los fabricantes de EPI (equipos de protección individual, que incluyen guantes y mascarillas) y productos y equipos de limpieza, así como quienes los distribuyen y comercializan, trabajan sin descanso para apoyar a productores de alimentos y minoristas. Estos bienes y servicios son esenciales para garantizar el suministro continuo de alimentos  inocuos.  En consecuencia, se están tomando medidas similares para la protección de las personas dedicadas a su entrega.

Nunca antes ha sido tan importante la limpieza. Los trabajadores esenciales de Vikan, con su firme compromiso, continúan suministrando utensilios de limpieza de grado profesional al sector alimentario para minimizar el riesgo de contagio de la COVID-19 entre sus trabajadores y garantizar la producción ininterrumpida de alimentos inocuos En Vikan cuidamos especialmente la salud y el bienestar de nuestros propios empleados observando las recomendaciones aplicables, y emplazamos a todos a hacer lo mismo.

Asimismo, hemos redactado un artículo técnico con información práctica y confiable sobre cómo minimizar el riesgo de transmisión del SARS-CoV-2 a través de unas buenas prácticas de limpieza y desinfección, el cual puede consultarse aquí.

Como siempre, el equipo de higiene de Vikan ofrece al sector su asistencia y asesoramiento mediante foros y comunicaciones en línea sobre la COVID-19. Del mismo modo, nuestros equipos técnicos comerciales se encuentran a su entera disposición para responder a cualquier pregunta relativa a la higiene y para ayudarle a encontrar la solución más adecuada.

Referencias

  1. https://www.who.int/health-topics/coronavirus#tab=tab_1
  2. https://www.who.int/emergencies/diseases/novel-coronavirus-2019/events-as-they-happen
  3. https://www.nejm.org/doi/full/10.1056/NEJMc2004973?query=featured_home
  4. https://www.efsa.europa.eu/en/news/novel-coronavirus-where-find-information
  5. https://www.who.int/emergencies/diseases/novel-coronavirus-2019/advice-for-public
0 comentarios